Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Skip Navigation LinksBoys Town Pediatrics > Knowledge Center > Pediatric Advisor

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad: Reseña

(Attention Deficit/Hyperactivity Disorder - ADHD Overview)

¿Qué es el déficit de atención con hiperactividad (ADHD)?

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés) es una afección que provoca problemas para prestar atención (distracción), pararse quieto (hiperactividad) y hacer cosas sin pensar primero (impulsividad). El ADHD es más común en los varones que en las mujeres. Las mujeres tienen más frecuentemente problemas para prestar atención. Los varones con más frecuencia son hiperactivos.

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) solía denominarse trastorno por déficit de atención (ADD, por sus siglas en inglés).

¿Cuál es la causa?

La causa exacta de este trastorno es desconocida. Aparentemente el ADHD es más común en ciertas familias. Los niños con este trastorno pueden tener cambios físicos en el cerebro. Estos cambios pueden significar que algunas partes del cerebro son más activas o menos activas que en otras personas.

No hay pruebas de que el TDAH esté provocado por el azúcar o aditivos alimentarios como conservantes y colorantes. Las alergias no son tampoco un factor común del ADHD.

¿Cuáles son los síntomas?

Hay 3 tipos principales de TDAH en niños y adolescentes:

  • Problemas para prestar atención (distracción). Los síntomas pueden incluir:
    • Estar distraído de lo que ocurre alrededor
    • Comenzar muchos proyectos pero no acabarlos
    • Tener problemas para aprender nuevas tareas o seguir instrucciones
    • Olvidar o perder cosas
    • Soñar despierto y confundirse con facilidad
  • Problemas para pararse quieto y hacer cosas sin pensar primero (hiperactividad e impulsividad). Los síntomas pueden incluir:
    • Ponerse inquieto y aburrirse muy rápido
    • Actuar o reaccionar rápidamente y sin pensar en el resultado
    • Hablar sin parar, interrumpir a otras personas que estén hablando o hablar sin pensar
    • Ser impaciente o enojarse rápidamente
    • Tener problemas para dormir o estar muy inquieto durante el sueño
  • Los síntomas del tipo combinado pueden incluir una combinación de distracción, impulsividad e hiperactividad.

Los síntomas del TDAH, sobre todo los problemas para pararse quieto, aparecen en general a los 2 o 3 años, y a más tardar cuando están en el primer grado de la escuela primaria. Alrededor de la mitad de los niños que tienen ADHD también tienen problemas de aprendizaje, como por ejemplo una discapacidad de lectura. Alrededor de la mitad de los niños y adolescentes con ADHD tienen problemas de conducta. Por ejemplo, pueden desobedecer las reglas, contestar cuando no corresponde o golpear a otros niños.

¿Cómo se diagnostica?

El profesional médico o terapeuta de su hijo le preguntará por los síntomas de su hijo, sus antecedentes médicos y familiares y los medicamentos que el niño esté tomando. Se asegurará de que su hijo no tenga una enfermedad médica o un problema de drogas o alcohol que pueda causar los síntomas. Puede que a su hijo le realicen pruebas o exámenes para realizar un diagnóstico.

Es posible que consulte con padres y maestros para ver si el niño exhibe los síntomas de ADHD. Es posible que su hijo tenga que ir a ver a un profesional de salud mental para que le haga pruebas de atención y autocontrol.

¿Cómo se trata?

El tratamiento del TDAH puede implicar lo siguiente:

  • Aprendizaje de habilidades para afrontar los problemas: Los niños con ADHD aprenden a manejar situaciones altamente estimulantes que los distraen y sobreexcitan. Deberían aprender a estudiar en lugares silenciosos y tomar recreos con frecuencia. En el aula se desempeñan mejor cuando están en escritorios individuales que en una mesa compartida con otros. Funcionan mejor con música instrumental de fondo. Los niños con TDAH necesitan ayuda para aprender cómo organizar su tarea del colegio, sus tareas del hogar y otras actividades. También necesitan más estructura y rutinas cotidianas que la mayoría de las demás personas.
  • Educación conductual: La terapia conductual puede ayudar a su hijo a prestar atención durante más tiempo y a poder pararse quieto.
  • Medicamentos: Los medicamentos estimulantes parecen aumentar la actividad en las áreas de autocontrol del cerebro. Cuando estos medicamentos no son efectivos, hay otros medicamentos que pueden ayudar a tratar el ADHD.

Se ha argumentado que algunos productos dietéticos y de hierbas ayudan a controlar los síntomas del TDAH. No hay ninguna hierba o suplemento dietético que alivie probadamente los síntomas del TDAH en forma definitiva o completa. Sin embargo, los ácidos grasos omega 3 y determinadas vitaminas y minerales pueden ayudar a reducir algunos síntomas del TDAH. Los suplementos no fueron probados o normalizados y pueden variar en concentraciones y efectos. Pueden tener efectos secundarios y no siempre son seguros. Antes de que su hijo tome cualquier suplemento, consúltelo con su profesional médico.

Hacer ejercicio y aprender a relajarse puede ser de utilidad. También le puede servir el yoga y la meditación. Es posible que desee hablar con su profesional médico acerca del uso de estos métodos, junto con medicamentos y terapia.

Aproximadamente la mitad de los niños con TDAH parecen “superarlo” a los veintipocos años de edad. La otra mitad muestra un leve cambio o ningún cambio en sus síntomas cuando llegan a su edad adulta.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo?

Hay muchas maneras de ayudar a manejar el ADHD:

  • Cuando los niños necesitan leer o concentrarse, hágalos trabajar lejos de los sonidos de la televisión, la radio o las conversaciones de otras personas. Puede que le sirva reproducir un sonido de fondo de bajo nivel como ruido blanco o música instrumental.
  • Aliente a su hijo a hacer sus tareas en bloques cortos de tiempo, con recreos en el medio. Utilice temporizadores o alarmas para ayudar a que los niños mayores y adolescentes realicen las tareas a tiempo.
  • Enséñele a su hijo a usar un planificador y la forma de organizar la escuela.
  • La mayoría de los distritos escolares cuentan con programas especiales para ayudar a niños con ADHD. Averigüe qué servicios de ayuda puede obtener por medio de su distrito escolar o comunidad.
  • Ayude a su hijo a seguir una rutina cotidiana muy estructurada.
  • Trabaje con los profesores para buscar algo como una pelota antiestrés, una pulsera de cuentas antiestrés, piedras antiestrés o una pizarra para dibujar que su hijo pueda llevar a clase y con las que pueda entretenerse para mantenerse centrado.
  • Si su hijo tiene problemas para relajarse a la hora de dormir, a menudo resulta de utilidad planificar un tiempo de relajación y reproducir música de fondo antes de ir a dormir.
  • Ayude a su hijo a aprender a manejar el estrés. Enseñe a los niños y adolescentes a respirar profundamente u otras técnicas de relajación cuando se sientan estresados. Ayude a su hijo a buscar maneras de relajarse; por ejemplo, dedicándose a un pasatiempo nuevo, escuchando música, viendo películas o haciendo caminatas.
  • Cuide la salud física de su hijo. Asegúrese de que su hijo siga una dieta saludable, descanse lo suficiente y haga ejercicio todos los días. Enseñe a los niños y adolescentes a evitar el alcohol, la cafeína, la nicotina y las drogas.
  • Controle los medicamentos de su hijo. Para evitar problemas, informe a su profesional médico y farmacéutico sobre todos los medicamentos, remedios naturales, vitaminas y demás suplementos que tome su hijo. Asegúrese de que su hijo toma todos los medicamentos recetados por su profesional médico o terapeuta. Es muy importante que su hijo tome sus medicamentos incluso cuando se sienta bien. Sin los medicamentos, puede que los síntomas de su hijo no mejoren o empeoren. Hable con su profesional médico si su hijo tiene problemas para tomar sus medicamentos o si estos no parecen funcionar.
  • Consulte a su profesional médico o terapeuta si tiene alguna pregunta o si los síntomas de su hijo parecen estar empeorando.

Para obtener más información, comuníquese con:

  • Niños y Adultos con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (Children and Adults with Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder, CHADD)
    800-233-4050
    http://www.chadd.org/
Developed by RelayHealth.
Pediatric Advisor 2015.3 published by RelayHealth.
Last modified: 2013-08-06
Last reviewed: 2014-10-06
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image