Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Skip Navigation LinksBoys Town Pediatrics > Knowledge Center > Pediatric Advisor

Asma inducida por aspirina

(Aspirin-Induced Asthma)

¿Qué es el asma inducido por aspirina?

El asma es una enfermedad pulmonar de largo plazo (crónica). Causa síntomas de tos, jadeo y falta de aliento.

El asma inducida por aspirina (AIA, por sus siglas en inglés) se desencadena al tomar aspirina u otro medicamento antiinflamatorio no esteroide (NSAID, por sus siglas en inglés). Además de la aspirina, otros NSAID son el ibuprofeno (ibuprofen) y el naproxeno (naproxen).

Este tipo de asma no es común en los niños.

¿Cuál es la causa?

Los síntomas de asma son causados por dos problemas distintos en las vías respiratorias.

  • Un problema es que los músculos de las vías respiratorias se tensan, lo cual da una sensación de opresión en el pecho y causa jadeos.
  • El otro problema es la hinchazón, la irritación y la cantidad excesiva de mucosidad en las vías respiratorias.

Si su hijo tiene asma, los síntomas comienzan frecuentemente cuando se expone a un desencadenante. Los desencadenantes del asma pueden ser:

  • Ejercicio
  • Alergias, como al polvo, polen, moho o piel de animal
  • Elementos que irriten los pulmones de su hijo, como aire frío, humo u olores fuertes como pintura o perfume
  • Medicamentos como la aspirina o medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE)
  • Una infección como un resfrío, la gripe o una infección de los senos nasales
  • Emociones fuertes o estrés
  • Indigestión, también llamada enfermedad de reflujo gastroesofágico, o GERD, por sus siglas en inglés. Si su hijo tiene problemas de acidez estomacal frecuentemente, puede tener más síntomas de asma, sobre todo de noche.

¿Cuáles son los síntomas?

Los primeros síntomas de asma inducida por la aspirina pueden ser estornudos, corredera de nariz o nariz tapada y enrojecimiento o calor en la cara. Los síntomas comienzan de 1 a 3 horas después de tomar aspirina o un NSAID. Un ataque de asma desencadenado por aspirina o un NSAID puede ser letal. En muchos casos, las personas con AIA también tienen pólipos nasales (crecimientos en el revestimiento de la nariz o los senos nasales), enfermedad crónica de los senos nasales y una pérdida del sentido del olfato.

Los niños con asma pueden no ser tan sensibles a la aspirina al principio. Pueden haber tomado aspirina o un NSAID anteriormente sin sentir efectos secundarios. Los síntomas quizás no comiencen hasta ser adultos.

¿Cómo se diagnostica?

No hay un análisis de sangre o de piel que se pueda hacer para diagnosticar una alergia a la aspirina o a los NSAID. El profesional médico de su hijo le podrá preguntar:

  • Si su hijo toma aspirina
  • Con qué frecuencia está teniendo síntomas su hijo
  • Cualquier otra alergia o desencadenante

El profesional médico quizás remita a su hijo a un especialista en alergias para ver si tiene otras alergias.

¿Cómo se trata?

Si han diagnosticado a su hijo con AIA, no tiene que darle productos que contengan aspirina.

En general, el AIA se maneja de la misma manera que otros tipos de asma. Hay tres tipos de medicamentos que se usan para controlar el asma:

  • Medicamentos de acción rápida, también llamados aliviadores o de rescate. Estos medicamentos se usan en la medida que sea necesario para tratar los ataques de asma. No se usan cotidianamente o en forma regular para prevenir los síntomas de asma. Usted y su hijo deberían aprender a reconocer los síntomas de un ataque de asma y tomar estos medicamentos apenas comiencen. Para evitar los ataques de asma, su hijo puede necesitar un tipo de medicamento distinto llamado controlador.
  • Medicamentos de control de acción prolongada, también llamados controladores. Este medicamento, cuando se toma regularmente todos los días, ayudará a controlar los síntomas de su hijo. Su hijo tomará estos medicamentos todos los días, aunque no tenga síntomas. No brindan alivio rápido para los jadeos que ocurren en un ataque agudo de asma.
  • Los medicamentos esteroides también se llaman controladores del asma, porque si se los toma con regularidad todos los días ayudan a controlar los síntomas de su hijo. Su hijo tomará estos medicamentos todos los días, aunque no tenga síntomas. No brindan alivio rápido para los jadeos que ocurren en un ataque agudo de asma. Los medicamentos esteroides son similares a las hormonas producidas por el cuerpo. Bloquean algunos productos químicos que causan irritación e inflamación en las vías respiratorias. Al aliviar la inflamación, tendrá menos síntomas y podrá respirar mejor.

Algunos niños pueden ser tratados con un tipo de terapia llamada desensibilización de la aspirina. Su hijo comenzará tomando una dosis muy pequeña de aspirina en un establecimiento médico donde hay respaldo en caso de emergencia. La dosis se va aumentando cuidadosa y gradualmente hasta que pueda tomar una dosis normal de aspirina sin causar síntomas. A medida que la dosis aumenta, existe la posibilidad de que tenga un ataque súbito de asma. Este proceso tiene que ser supervisado por un profesional médico experimentado. Una vez que su hijo pueda tomar una dosis normal de aspirina sin tener síntomas, seguirá tomando la misma dosis todos los días. A medida que lo va haciendo, los síntomas de su hijo se reducirán. Esto puede reducir la necesidad de tomar medicamentos para el asma y mejorará su control del asma.

Le conviene que su hijo use alguna forma de identificación (como un brazalete Medic Alert) para comunicar que sufre de asma inducida por aspirina. Si su hijo llega a necesitar tratamiento de emergencia, cirugía, o se tiene que hacer un análisis de laboratorio, el brazalete le informará al profesional médico y éste sabrá cómo tratarlo.

¿Cómo se puede prevenir?

El asma inducido por aspirina se puede prevenir. No tome productos que contienen aspirina. Es importante que lea las etiquetas. Hay varios medicamentos que contienen aspirina u otros NSAID.

No les dé aspirina a niños de 18 años de edad o menores a menos que su profesional médico se lo indique. Esto se debe al riesgo de tener el síndrome de Reye (una enfermedad que causa inflamación del cerebro y el hígado).

Si su hijo tiene asma, use un NSAID como ibuprofeno (ibuprofen) con precaución. Si su hijo tiene asma y pólipos nasales, no use un NSAID sin la aprobación del profesional médico de su hijo.

En casos raros, el acetaminofeno (acetaminophen) puede también desencadenar un ataque de asma. Las reacciones en general son menos intensas que las reacciones a la aspirina u otros NSAID. El acetaminofeno (acetaminophen) es el medicamento utilizado con mayor frecuencia para aliviar la fiebre y el dolor en personas que no pueden tomar aspirina y AINE.

Developed by RelayHealth.
Pediatric Advisor 2015.3 published by RelayHealth.
Last modified: 2013-07-31
Last reviewed: 2014-04-01
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image