Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Skip Navigation LinksBoys Town Pediatrics > Knowledge Center > Pediatric Advisor

Parálisis cerebral

(Cerebral Palsy)

¿Qué es la parálisis cerebral?

La parálisis cerebral (CP, por sus siglas en inglés) es un grupo de trastornos que causan problemas con el movimiento y uso de los músculos.

¿Cuál es la causa?

CP es causado por daño a la parte del cerebro que controla los músculos. La mayoría de los niños que tienen CP nacieron con este. Un pequeño número de niños les da CP después de una lesión cerebral o una infección. El cerebro pierde parte de su capacidad para controlar movimientos y posturas. No se puede reparar el daño y puede causar una discapacidad permanente. Algunas causas posibles del daño son:

  • Una infección durante el embarazo, como por ejemplo rubéola
  • Problemas con el la forma que cerebro se desarrolla antes del nacimiento
  • Un problema con distintos tipos de sangre entre la madre y el bebé (incompatibilidad de Rh)
  • Ictericia severa al nacer
  • Parto prematuro
  • Falta de oxígeno durante del embarazo o el nacimiento

Frecuentemente se desconoce la causa exacta de CP.

¿Cuáles son los síntomas?

Los efectos de la parálisis cerebral pueden ser de leves a severos. Los síntomas pueden variar de persona en persona y pueden cambiar a lo largo del tiempo. Los síntomas pueden incluir:

  • Dificultad para mover los músculos o los músculos están muy débiles
  • Problemas con las tareas de motricidad fina, como escribir o cortar con tijeras
  • Falta de equilibrio o coordinación, que pueden causar problemas para caminar o estar erguido.
  • Temblores, tirones o contorsiones que no se pueden controlar
  • Hacer muecas o babearse
  • Problemas para hablar
  • Problemas para controlar la vejiga y los movimientos de su intestino
  • Problemas para oír o para ver
  • Problemas de aprendizaje
  • Convulsiones

¿Cómo se diagnostica?

La parálisis cerebral se diagnostica en general durante los primeros 6 meses a 2 años de vida, basándose en la historia clínica, fijándose en los síntomas, haciendo un examen físico y observando a su hijo. Si los síntomas son leves, puede ser difícil hacer un diagnóstico con seguridad antes de los 4 o 5 años de edad.

Es posible que le realicen pruebas u otros estudios de imagen a su hijo, para buscar otras posibles causas de sus síntomas, como una infección o un tumor.

¿Cómo se trata?

La parálisis cerebral no se puede curar. El tratamiento puede ayudarle a su hijo a mantener la habilidad para usar y controlar sus músculos El tratamiento puede incluir terapia, consejería, medicamentos, programas educativos y a veces la cirugía.

Fisioterapia, terapia del habla y terapia ocupacional

Fisioterapia y terapia ocupacional pueden ayudar a su hijo usar y fortalecer los músculos. Estos tipos de terapia pueden ayudar a su hijo a aprender a cuidarse a sí mismo más fácilmente. Su hijo puede aprender a usar andadores o sillas de ruedas para ayudarlo a ir de un lado para otro o permanecer en ciertas posiciones. Soportes ortopédicos también pueden ayudar al dar apoyo a las articulaciones cuándo los músculos de su hijo no son muy fuertes. Su hijo puede aprender a usar herramientas para ayudarle con las actividades diarias como abridores de frascos, instrumentos para abrochar botones, u otros objetos de la vida cotidiana con manijas grandes.

La fisioterapia también ayuda a evitar un problema común y serio llamado contracturas. Las contracturas significan que los músculos y otros tejidos están en una postura rígida y anormal. Las contracturas pueden causar problemas con el equilibro y uso de los músculos. Pueden impedir que mueva articulaciones, como su codo o rodilla. Si no se las trata, las contracturas se pueden hacer permanentes.

La terapia del habla puede ayudar a mejorar el habla, el comer, masticar y tragar. Técnicas y dispositivos especiales, como computadoras o un tablero especial cubierto con símbolos de los objetos y las actividades cotidianas a las que un niño puede señalar para indicar sus deseos.

Consejería

La consejería puede ayudarle a su hijo a lidiar con el estrés, la frustración, depresión y otras emociones.

Medicamentos

Su profesional médico le puede recetar medicamentos para tratar los movimientos musculares anormales y ayudar a controlar las convulsiones.

Educación

Pregúntele al profesional médico de su hijo acerca de programas de intervención temprana (EIPs, por sus siglas en inglés) para niños pequeños. Muchos estados ofrecen EIPs para niños con CP. Algunos estados también ofrecen clases de educación especial para niños de 3 a 5 años de edad. Los niños con discapacidades tienen prioridad de admisión a los programas Head Start.

La mayoría del tiempo los niños con CP pueden ir a la escuela pública y el distrito escolar proveerá todos los servicios necesarios. Estos incluyen trabajar con un terapeuta del habla, terapeuta ocupacional, psicólogo escolar, trabajador social, enfermera escolar o ayudante. Quizás le convenga visitar las escuelas públicas de su área para ver qué tipos de programas ofrecen para los niños con necesidades especiales.

Un equipo de profesionales le ayudará a evaluar a su hijo y crear un plan conjuntamente. También puede pedirle a su profesional médico que revise el plan. Pregunte y aprenda por todos los servicios que pueda haber disponibles para su hijo.

Cirugía

A veces se puede hacer cirugía para ayudar con los problemas en la vista o para aliviar problemas musculares severos.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?

  • Busque las virtudes de su hijo. Nadie sabe de lo que un niño puede llegar a ser capaz con el tiempo, así que no tenga expectativas muy bajas. Anime a su hijo a probar cosas nuevas.
  • Busque respaldo. Hable con sus parientes y amigos. Únase a un grupo de respaldo en su área.
  • No deje de acudir a todas sus citas con su profesional médico o para realizar pruebas.
  • Comuníquese con su profesional médico si su hijo tiene síntomas nuevos o que empeoran.
  • Un estilo de vida saludable puede ser de ayuda. Hable con su profesional médico sobre la historia clínica personal y familiar, y sobre el estilo de vida de su hijo. Esto le ayudará a saber lo que puede hacer para reducir el riesgo de su hijo de complicaciones de parálisis cerebral. Por ejemplo, puede ayudar que su hijo:
    • Siga una dieta saludable. Pregúntele a su profesional médico sobre los beneficios de consultar con una dietista para aprender lo que su hijo necesita en una dieta saludable.
    • Intente mantener un peso saludable. Si su hijo pesa menos de lo que debería, consulte con su profesional médico acerca de formas saludables de aumentar de peso.
    • Manténgase en forma practicando el tipo de ejercicio adecuado.
    • Encuentre formas de manejar el estrés.
    • Intente dormir un mínimo de 7 a 9 horas cada noche.
  • Consulte a un profesional de salud mental para ayudarle a manejar el estrés.
  • Aprenda todo lo posible sobre la parálisis cerebral. Puede obtener más información en:
    • Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular (National Institute of Neurological Disorders and Stroke)
      800-352-9424
      http://www.ninds.nih.gov
    • Unión para la Parálisis Cerebral (United Cerebral Palsy, UCP)
      800-872-5827
      http://www.ucp.org

¿Cómo puedo ayudar a prevenir la parálisis cerebral?

En algunos casos, es posible que no pueda prevenir la parálisis cerebral, pero es posible que pueda manejar o evitar algunos de los factores de riesgo.

  • Evite las lesiones a la cabeza. Cuando su hijo viaje en automóvil, use los asientos de seguridad, y cuando monte en bicicleta colóquele un casco.
  • Los recién nacidos pueden ser examinados y tratados por la ictericia.
  • Si piensa quedar embarazada, pregúntele a su profesional médico si necesita una vacuna contra el sarampión alemán o la Rubéola.
  • Si está embarazada, es posible que necesite medicamento para prevenir la incompatibilidad de Rh.
Developed by RelayHealth.
Pediatric Advisor 2015.3 published by RelayHealth.
Last modified: 2015-02-03
Last reviewed: 2014-10-08
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image