Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Skip Navigation LinksBoys Town Pediatrics > Knowledge Center > Pediatric Advisor

Infección de VIH y SIDA

(HIV and Children)

¿Qué es el VIH y el SIDA?

VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es el virus que causa el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). El VIH (HIV, por sus siglas en inglés) ataca al sistema inmunológico del cuerpo. El sistema inmunológico es la defensa del cuerpo contra infecciones. Con el tiempo, el VIH debilita la capacidad del cuerpo para combatir infecciones serias y algunos cánceres. Cuando esto sucede, la infección del VIH se convierte en el síndrome de inmunodeficiencia adquirida o SIDA (AIDS, por sus siglas en inglés). El SIDA puede poner en peligro su vida, pero también es una enfermedad prevenible.

¿Cuál es la causa?

El VIH se contagia de una persona a otra cuando la sangre o las secreciones sexuales infectadas, como el semen, entran en el cuerpo. Hombres, mujeres y niños de todas las edades pueden contraer el VIH. Puede infectarse con VIH por medio de:

  • Relaciones sexuales sin protección
  • Agujas sucias y otros insumos que se usan para inyectar drogas
  • Transfusiones de sangre o de productos sanguíneos en países donde no se analiza la sangre rigurosamente

El VIH no se contagia a través del aire, la comida o el contacto casual, como darse la mano o abrazarse.

Los bebés pueden infectarse antes de nacer o a través de la leche materna de la madre infectada.

¿Cuáles son los síntomas?

Generalmente, un bebé que nace con VIH no tiene signos de la infección del virus al nacer. Cuando los bebés tienen de 2 a 3 meses de edad, es posible que comiencen a tener problemas tales como:

  • Poco aumento de peso
  • Infecciones por hongos que pueden causar sarpullido del pañal constante, e infecciones en la boca y la garganta que hacen que sea difícil comer
  • Nódulos linfáticos inflamados
  • Vientre hinchado
  • Problemas del sistema nervioso (tales como convulsiones, o caminar y hablar más tarde que otros niños de su edad)

Un niño con el VIH tiende a contraer más infecciones, y enfermarse más que otros niños a causa de infecciones infantiles comunes tales como la gripe.

Los adolescentes que contraen VIH no tienen síntomas al momento de infectarse. Pueden pasar años antes de que aparezcan síntomas. Durante este tiempo, pueden transmitir el virus incluso sin saber que lo tienen.

Cuando comienzan los síntomas, en general son los síntomas de las otras enfermedades que pueden atacar el cuerpo debido a la debilidad del sistema inmunológico, como:

  • Fiebre
  • Pérdida de apetito o peso
  • Náuseas y vómitos
  • Sensación de cansancio todo el tiempo
  • Glándulas inflamadas
  • Dolor de garganta
  • Llagas en la piel o dentro de la boca
  • Infecciones repetidas y severas en la boca o en la vagina a pesar del tratamiento
  • Dolor de los músculos y en las articulaciones
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa u otro problema con la vista

¿Cómo se diagnostica?

El VIH se diagnostica con análisis de sangre.

¿Cómo se trata?

Los medicamentos pueden retardar la enfermedad, pero no son la cura. Su hijo quizás tenga que hacerse análisis de sangre cada par de semanas o meses para ver cómo el virus está afectando su cuerpo y qué tan bien está funcionando el tratamiento. Su tratamiento para VIH/SIDA puede incluir también un tratamiento o prevención de otras infecciones y tumores.

Para que sean eficaces, los medicamentos contra el VIH deben tomarse en el momento correcto y de la manera adecuada. Esto puede ser difícil para los niños. Es posible que los niños no quieran tomar medicamentos que tienen mal sabor o delante de otras personas. Hablar con su profesional médico y grupos de apoyo puede ser de ayuda.

Algunas vacunas pueden ser diferentes para los bebés o niños que tienen VIH/SIDA. Los niños cuyos sistemas inmunológicos están muy debilitados no recibirán vacunas de virus vivos, como la del sarampión-paperas-rubéola (MMR), varicela, rotavirus y ciertas vacunas contra la influenza que usan un virus vivo.

¿Cómo puedo ayudar a cuidar a mi hijo?

Si su hijo tiene VIH o SIDA (HIV o AIDS, por sus siglas en inglés), puede hacer algunas cosas para cuidarlo y ayudar a prevenir problemas.

Cumpla con todo el tratamiento recetado por su profesional médico. Además:

  • Dele a su hijo los medicamentos exactamente como han sido recetados. Sepa que debe hacer si su hijo se salta una dosis.
  • Comuníquese con una red local de apoyo para el SIDA. Su profesional médico debe poder ayudarlo a encontrar una.

Pregúntele a su profesional médico:

  • Cómo y cuándo le informarán de los resultados de las pruebas de su hijo
  • Qué actividades debe evitar su hijo y cuándo puede retomar sus actividades normales
  • Cómo cuidar de su hijo en el hogar
  • Ante qué síntomas o problemas tiene que estar alerta y qué hacer si su hijo los tiene
  • Asegúrese de saber cuándo debe regresar su hijo a revisión. No deje de acudir a todas sus citas con su profesional médico o para realizar pruebas.

¿Cómo puedo ayudar a evitar el VIH y el SIDA?

En estos momentos no existe una vacuna para prevenir el VIH y el SIDA (HIV y AIDS, por sus siglas en inglés). Por ahora, usted puede ayudar a proteger a sus hijos del VIH haciendo estas cosas:

  • Todas las mujeres embarazadas deben hacerse una prueba de VIH. Si usted es VIH positiva, consulte con su profesional médico antes de quedar embarazada. Le pueden recetar medicamentos contra el VIH para ayudar a prevenir el contagio al bebé. El riesgo de transmitir la infección al bebé también se puede reducir haciendo que el bebé nazca en un parto por cesárea.
  • Los bebés que nacen de madres infectadas con VIH pueden tratarse con medicamentos antivirales por lo menos durante las primeras 6 semanas de vida para ayudar a prevenir la infección. Las madres con VIH no deben amamantar a sus bebés. Darles leche de fórmula en lugar de leche materna ayuda a prevenir la transmisión del virus al bebé.
  • Comience a hablar con sus hijos tempranamente sobre las drogas, las relaciones sexuales y el VIH. Si no está seguro sobre lo que decir, pídale consejo a su profesional médico.
  • Si se entera de que su hijo ha sido víctima de abuso sexual o que su hijo adolescente tuvo relaciones sexuales sin protección, busque atención médica de inmediato. Existen medicamentos para ayudar a prevenir el VIH si su hijo fue expuesto recientemente.

Puede obtener más información en:

Developed by RelayHealth.
Pediatric Advisor 2015.3 published by RelayHealth.
Last modified: 2014-11-03
Last reviewed: 2014-09-22
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image