Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Skip Navigation LinksBoys Town Pediatrics > Knowledge Center > Pediatric Advisor

Inmunizaciones de rutina para niños

(Routine Immunizations for Children)

Las vacunas protegen a su hijo contra varias enfermedades serias, que ponen en peligro la vida. Su hijo debe recibir las dosis conforme al siguiente programa. Si las dosis no están al día, llame al consultorio de su profesional médico para que le dé una cita. Traiga los certificados de vacunación de su hijo en todas las visitas.

Programa de vacunas de rutina para bebés y niños


Edad del niño           Vacuna
   --------------------------------------------------------
   Del nacimiento a las 2 semanas    Hep B
                          2 meses    DTaP, IPV, Hib, Hep B, PCV, RV
                          4 meses    DTaP, IPV, Hib, PCV, RV
                          6 meses    DTaP, Hib, Hep B, PCV, RV
                     6 a 18 meses    IPV
                      6 a 18 años    gripe (anual)
                    12 a 15 meses    MMR, Hib, Var, PCV
                    12 a 18 meses    DTaP, Hep A
                    18 a 36 meses    Hep A
                       4 a 6 años    DTaP, IPV, MMR, Var
                     11 a 12 años    Tdap, MCV, HPV 
                          16 años    MCV
   --------------------------------------------------------
   Explicación de las abreviaturas:
   DTaP = difteria, tétano, tos ferina
   Hep A = hepatitis A
   Hep B = hepatitis B
   Hib = Haemophilus influenzae tipo b
   HPV = vacuna contra el virus del papiloma humano
   IPV = vacuna antipoliomielítica inactivada
   MCV = vacuna conjugada meningocócica, 4-valente
   MMR = sarampión, paperas, rubéola
   PCV = vacuna conjugada neumocócica, 13-valente
   RV = vacuna contra el rotavirus
   Tdap = tétano, difteria y tos ferina para niños
          de 11 años de edad o mayores
   Var = varicela
Referencias: American Academy of Pediatrics, Childhood Immunization 
            Support Program, Recommended Childhood
            Immunization Schedule, January 31, 2014. Sitio web:
        http://www2.aap.org/immunization

Descripción de las vacunas

Vacuna contra la difteria, el tétano y la tos ferina (DTaP)

La difteria es una infección seria de la garganta que puede bloquear las vías respiratorias y causar problemas severos para respirar. El tétano es una enfermedad de los nervios causada por una bacteria que entra al cuerpo por una herida. La tos ferina es una enfermedad peligrosa, en especial para los bebés. El riesgo de sufrir y morir a causa de la tos ferina es mucho mayor que los posibles efectos secundarios de la vacuna. Un niño que no haya sido vacunado contra la tos ferina tiene una posibilidad de 1 en 3000 de enfermarse de tos ferina. En cambio, se estima que el niño que recibe la vacuna tiene una posibilidad menor que 1 en 2 millones de tener daños neurológicos por la vacuna.

La vacuna DTaP se da para vacunar a niños de entre 6 semanas y 6 años de edad contra la difteria, el tétano y la tos ferina. La vacuna Tdap se da a adolescentes o adultos como vacuna de refuerzo. Si su hijo tiene entre 11 y 18 años de edad, puede que necesite una vacuna de refuerzo de Tdap. Las adolescentes embarazadas deben recibir una inyección de Tdap con cada embarazo, independientemente del tiempo transcurrido desde la última vacuna. Pregúntele a su profesional médico si su hijo necesita esta vacuna.

Vacuna contra el sarampión, paperas y rubéola (MMR)

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa causada por un virus. La enfermedad causa fiebre alta, un sarpullido, con frecuencia tos severa y en ocasiones una infección del cerebro. La aparición de brotes de sarampión ha hecho necesario que los niños reciban 2 vacunas MMR. Deben recibir la primera dosis cuando tengan de 12 a 15 meses de edad y la segunda cuando tengan de 4 a 6 años de edad. Las paperas causan inflamación en muchos órganos del cuerpo, incluyendo las glándulas salivales que se encuentran en las mejillas. Las paperas pueden causar sordera. La rubéola es una enfermedad viral que hace daño al feto. Puede causar anormalidades del sistema nervioso, enfermedad cardíaca y enfermedad de la vista en el bebé que va a nacer. Si su hijo se expone a estas enfermedades en un viaje o a raíz de una epidemia, quizás reciba una dosis temprana o adicional de la vacuna MMR.

Vacuna contra la varicela

La vacuna contra la varicela se da en general entre los 12 y 15 meses de edad, con una segunda dosis entre los 4 y 6 años. Se puede dar a niños más grandes si todavía no han recibido la vacuna ni han tenido la enfermedad. Los niños de 13 años o más deben recibir 2 dosis espaciadas por lo menos 4 semanas.

Esta vacuna tiene una eficacia de 70 a 90%, para prevenir la varicela. Si un niño se enferma de varicela aunque se haya dado la vacuna, la enfermedad será mucho más leve. Si se da la vacuna contra la varicela, la probabilidad de tener que faltar al trabajo y a la escuela, tener infecciones en la piel, incurrir gastos médicos y enfermarse de culebrilla en algún momento posterior será menor. También hay una vacuna MMRV contra el sarampión, las paperas, la rubéola (sarampión alemán) y la varicela.

Vacuna contra la Haemophilus influenzae tipo b (Hib)

El Haemophilus influenzae tipo b es un tipo de bacteria que puede causar en los niños enfermedades que pongan en peligro la vida de estos (como meningitis, epiglotis y neumonía). Antes de que la vacuna estuviera disponible, más de 3,800 niños por año en EE.UU. se convirtieron en retrasados mentales, ciegos, o sordos, o tienen parálisis cerebral como resultado de la enfermedad. La vacuna Hib no protege contra la gripe y la meningitis que causan los virus.

Vacuna contra la Hepatitis B (Hep B)

La vacunación contra la hepatitis B previene este tipo de hepatitis y el daño grave al hígado que puede ocurrir de 20 o 30 años después que la persona se infecta por primera vez. Más de 5000 adultos mueren cada año en EE.UU. por cáncer en el hígado relacionado con hepatitis o cirrosis. Mientras más joven esté cuando ocurra la infección, mayor el riesgo de problemas serios. Su hijo necesita un total de 3 dosis contra la hepatitis B.

Vacuna antipoliomielítica inactivada (IPV)

La vacuna antipoliomielítica inactivada protege al niño contra la polio, una enfermedad que ahora es rara, pero que incapacita. Se recomienda la vacuna contra la poliomielitis inactivada (IPV, por sus siglas en inglés).

DTaP-IPV

Esta inyección combinada incluye las vacunas contra la difteria, el tétano, la tos ferina y la vacuna antipoliomielítica inactivada.

DTaP-IPV-Hep B

Ésta es una vacuna combinada contra la difteria, el tétano, la tos ferina, la vacuna antipoliomielítica inactivada y la hepatitis B en la misma inyección.

DTaP-IPV-Hib

Ésta es una vacuna combinada contra la difteria, el tétano, la tos ferina, la vacuna antipoliomielítica inactivada y la Haemophilus influenzae tipo b en la misma inyección.

Hep B-Hib

Ésta es una vacuna combinada contra la hepatitis B y la Haemophilus influenzae tipo b en la misma inyección.

Vacuna contra el Rotavirus (RV)

El rotavirus es la causa más común de la infección severa en los intestinos, causando generalmente diarrea. La mayoría de los casos ocurren entre 6 meses y 2 años de la edad. No se deben dar vacunas contra el rotavirus a los bebés de más de 8 meses de edad. La vacuna del rotavirus dada tempranamente en la vida previene la enfermedad de rotavirus severa, que puede producir deshidratación que puede necesitar tratamiento en el hospital con líquidos intravenosos (IV, por sus siglas en inglés).

Vacuna neumocócica (PCV)

La vacuna PCV protege contra los 13 tipos de bacterias neumocócicas que causan pulmonía, infecciones del torrente sanguíneo y meningitis. La vacuna también previene algunas infecciones del oído causadas por los neumococos.

La vacuna PCV se recomienda para todos los niños menores de 5 años de edad. Los bebés deben recibir 3 dosis con 2 meses de separación y una cuarta dosis cuando tengan de 12 a 15 meses de edad. La edad normal para la primera vacuna es a los 2 meses. Vacunas para compensar se puede dar a los niños de hasta los 5 años de edad.

Los niños que recibieron todas las dosis de 4 del primer tipo de PCV que protege contra 7 cepas deben recibir una dosis única de vacuna PCV13.

Los niños con problemas de salud serios y crónicos recibirán un tipo distinto de vacuna neumocócica (PPSV, por sus siglas en inglés). Estos niños reciben la PPSV cuando son mayores de 2 años de edad para prevenir la pulmonía o meningitis.

Vacuna contra el virus del papiloma humano

La enfermedad del virus del papiloma humano (HPV, por sus siglas en inglés) es la causa de casi todos los casos de verrugas genitales y cáncer cervical. Dos vacunas contra el HPV son aprobadas por la FDA:

  • HPV4 para ayudar prevenir los cánceres de cuello uterino, vagina y vulva (en mujeres) y las verrugas genitales (en las mujeres y hombres)
  • HPV2 para ayudar prevenir el cáncer de cuello del útero en las mujeres

La vacuna en serie está aprobada por el FDA para ambos hombres y mujeres entre las edades de 9 a 26 años de edad.

  • Para las niñas se recomienda que les den la primera dosis a los 11 o 12 años de edad. Se dan tres dosis de la vacuna: la primera dosis, la otra 2 meses después y la última dosis 6 meses después de la primera dosis.
  • Para los niños, se recomienda que la HPV4 se dé en una serie de 3 dosis comenzando a los 11 años de edad.

Las vacunas contra el HPV no previenen la enfermedad de HPV después de ser expuesto al virus a través de la actividad sexual.

Vacuna contra la gripe

Una vacuna anual contra la gripe se recomienda para niños mayores de 6 meses de edad. Los niños menores de 9 años de edad que reciben la vacuna contra la gripe por primera vez o que sólo recibieron 1 dosis durante la temporada de gripe anterior deben recibir 2 dosis, con por lo menos 4 semanas de diferencia.

Vacuna contra la gripe se puede dar como:

  • Una vacuna de aerosol nasal hecha con un virus vivo débil
  • Una inyección fabricada con un virus muerto

Niños sanos de 2 años de edad o más pueden recibir el aerosol nasal, que puede funcionar mejor para ellos que la inyección. Niños que tienen VIH, asma u otras enfermedades deben recibir la vacuna. Su hijo no puede contraer la gripe de cualquier tipo de vacuna.

Los niños menores de 2 años de edad se pueden poner muy enfermos y necesitan ir al hospital si tienen la gripe. Otros niños de alto riesgo que deben recibir la vacuna contra la gripe son los niños entre 6 meses y mayores que tienen ciertos problemas médicos. Los cuidadores de los niños pequeños también deben recibir la vacuna contra la gripe cada año.

Vacuna contra la hepatitis A

La vacuna contra la hepatitis A se recomienda para todos los niños mayores de 1 año de edad. También debería considerarse para niños mayores y adolescentes en algunos estados y regiones, así como para determinadas personas que tengan un alto riesgo. Para obtener más información, hable con su profesional médico o en el departamento local de salud pública.

Vacuna meningocócica (MCV)

La enfermedad meningocócica puede causar infecciones severas en el revestimiento del cerebro y la columna vertebral o el torrente sanguíneo. Con frecuencia la enfermedad meningocócica puede prevenirse en adolescentes y adultos jóvenes mediante una vacuna. Se recomiendan dos dosis de MCV4 para adolescentes de entre 11 y 18 años de edad, especialmente los adolescentes que comiencen la escuela secundaria o los adultos jóvenes que vayan a ir a residencias universitarias. La primera dosis debe darse a los 11 o 12 años de edad, con una dosis de refuerzo a los 16 años de edad.

Los niños de 6 semanas de edad con problemas en el sistema inmunológico, una enfermedad crónica o que vayan a viajar a una parte del mundo donde el meningococo sea común deben vacunarse.

Vacunación de puesta al día

Algunas vacunas se pueden dar a niños y adultos, mientras que otras tienen límites de edad. Si tiene dudas sobre si su hijo debería darse una vacuna para ponerse al día, consulte con su médico.

Razones para no vacunar

Hable con su profesional médico antes de vacunar a su hijo si:

  1. Su hijo tiene una enfermedad moderada a grave.
  2. Su hijo tuvo una reacción alérgica a una vacuna previa o a los huevos, levadura de panadero o a la neomicina, estreptomicina, o polimixina B.

    Los niños que tengan una alergia severa a los huevos no se deberían dar la vacuna contra la influenza. No obstante, los niños que son alérgicos a los huevos pueden recibir todas las demás vacunas de rutina. Si bien las vacunas contra el sarampión y las paperas se cultivan en células de pollos, las proteínas de los huevos se eliminan. Se pueden dar las vacunas sin hacer un análisis de alergia a los huevos a su hijo.

  3. Su hijo tiene una enfermedad neurológica progresiva o ha tenido el síndrome de Guillain-Barré.

    La vacuna contra la tos ferina (DTaP) no se le deberá dar al niño si ha tenido ataques o una enfermedad neurológica progresiva. A su hijo todavía se le puede dar la vacuna contra el tétano y la difteria sin la vacuna contra la tos ferina.

  4. Su hijo tiene problemas con su sistema inmunológico.

    Los niños con sistemas inmunológicos debilitados por ciertas enfermedades o medicamentos no deben recibir vacunas de virus activo (por ejemplo, contra la varicela, la vacuna contra la gripe en atomizador nasal, el rotavirus o MMR). Si el sistema inmunológico está muy debilitado, una vacuna de virus activo puede llegar a causar la enfermedad.

  5. Su hijo tuvo recientemente una transfusión de sangre.

    Las transfusiones de sangre pueden contener anticuerpos que hacen inefectiva a la vacuna.

  6. Su hijo fue tratado por intususcepción o tiene una enfermedad intestinal.

    Quizás su hijo tenga que retrasar la vacuna contra el rotavirus.

  7. Su hija está embarazada.

    Algunas vacunas no se deberían dar durante el embarazo.

Motivos injustificados para retrasar o evitar la vacunación

Algunos niños en EE.UU. no han recibido todas las vacunas recomendadas. Las siguientes condiciones NO justifican posponer o cancelar una vacuna preventiva.

Su hijo PUEDE vacunarse si:

  • Tuvo irritación, enrojecimiento o inflamación en el sitio de la inyección después de una inyección previa.
  • Tiene fiebre menor de 105 °F (40.5 °C) después de una dosis previa de DTaP.
  • Tiene una enfermedad leve como resfriado, tos o diarrea sin fiebre.
  • Se está recuperando de una enfermedad leve como resfriado, tos o diarrea.
  • Ha estado expuesto recientemente a una enfermedad infecciosa.
  • Su hijo está tomando antibióticos.
  • Su hijo fue prematuro.
  • A su hijo lo están amamantando.
  • Su hijo tiene alergias (a menos que sea alergia al huevo).
  • Su familia tiene antecedentes de convulsiones o de síndrome de muerte infantil súbita (SIDS).
Written by Barton D. Schmitt, MD, author of “My Child Is Sick,” American Academy of Pediatrics Books, and by Robert Brayden, MD, Clinical Professor of Pediatrics, University of Colorado School of Medicine.
Pediatric Advisor 2015.3 published by RelayHealth.
Last modified: 2014-10-28
Last reviewed: 2015-05-28
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 Barton D. Schmitt, MD FAAP. All rights reserved.
Page footer image