Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Skip Navigation LinksBoys Town Pediatrics > Knowledge Center > Pediatric Advisor

La adaptación a la escuela

(Adjusting to School)

Un poco de planificación y aliento ayudan mucho a que su hijo tenga una buena actitud hacia la escuela.

Enséñele a su hijo que aprender es divertido y natural.

  • Sea una familia a la cual le gusta aprender. Visite una granja, un museo, el zoológico, una estación de radio o televisión, o la cuidad capital del estado. Hágale preguntas, intercambie ideas y pídale a su hijo su opinión sobre distintos temas. Tenga libros, juegos y proyectos en el hogar. Muéstrele a su hijo que es divertido aprender cosas nuevas e interesantes.
  • Haga notar que su hijo va a hacer nuevos amigos en la escuela.

Asegúrese de que su hijo duerma lo suficiente y sigue una dieta saludable.

  • Dele a su hijo un desayuno saludable cada mañana. Deje que su hijo tome algunas decisiones sobre el almuerzo.
  • Establezca una rutina para la hora de ir a dormir para que el niño tenga entre 9 y 10 horas de sueño por noche.

Participe en la escuela de su hijo.

  • Quizás usted y su hijo deseen conocer y hablar con el maestro de su hijo antes de comenzar la escuela. Si a su hijo le encantan los dinosaurios, dibujar o cuidar a su hermanito, dígaselo al maestro. Esto ayudará que su hijo se sienta más unido al maestro y ayuda al maestro a saber cuál es la mejor manera de ayudar a que su hijo se sienta cómodo.
  • Haga que su hijo conozca a otro compañero de clase y trate concertar una cita para jugar antes de que empiecen las clases.
  • Si su hijo tiene problemas con cierto tema, hable con el maestro sobre lo que usted puede hacer para ayudarle.
  • Únase a una organización de padres y maestros y ofrezca su tiempo en forma voluntaria. Esto le permitirá compartir más el mundo de su hijo.
  • Infórmese acerca de las actividades escolares y si su hijo está interesado en ellas.

Ayude a su hijo a organizarse.

  • Organice un espacio de estudio. Prepare un rincón de la casa en donde su hijo pueda estudiar. Allí debe haber una mesa o escritorio, buena iluminación y útiles escolares. Si es posible, mantenga el área de estudios lejos de distracciones tentadoras como la TV.
  • Planifique el día siguiente. Ayude a su hijo a crear el hábito de organizar las cosas. Controle la noche anterior la ropa, la mochila, el dinero para el almuerzo, las autorizaciones y la tarea. Anote las fechas importantes. Compre un almanaque de pared con cuadros grandes. Si su hijo es demasiado pequeño para leer o escribir, haga dibujos que representen actividades escolares importantes. Si el niño es más grande, ayúdelo a anotar fechas de exámenes, informes, viajes de estudio y eventos especiales.

Ayude a su hijo a relajarse una vez que el día escolar haya finalizado.

  • Dele a su hijo tiempo a solas todos los días. Dele un abrazo y hable con él sobre el día en la escuela. Pregúntele qué sucedió, qué aprendió. Esté atento a si hay sentimientos de enojo o miedo así como sentimientos de entusiasmo y satisfacción. Pregúntele sobre sus amigos, los viajes en el autobús escolar y otras partes del día en la escuela, no solamente sobre los estudios.
  • Su hijo le puede decir que odia a un compañero un día, pero al día siguiente se quiere sentar junto a él en la cafetería. No se apure a tratar de resolver el problema de su hijo. Sin embargo, si su hijo parece preocupado o ansioso, tiene que intervenir. Hable con el maestro de su hijo para ver si notó algún problema. Si su hijo está siendo intimidado o no está haciendo amistades, es posible que usted quiera practicar con su hijo para ayudarle a saber qué hacer.
  • Anime a su hijo a desahogarse mediante juegos o deportes al aire libre.

Establezca una rutina para hacer la tarea.

  • Hacer la tarea antes o después de la cena es un buen hábito para la mayoría de los niños. Si bien a veces puede ser necesario hacer algún cambio, tener una hora fija cada tarde o noche para las tareas escolares ayudará a que el niño no entre en pánico a último momento.
  • Ayude a su hijo con la tarea, pero no haga la tarea por él. Si usted hace la tarea, impide que su hijo aprenda el tema. También evita que aprenda a tener confianza en sí mismo.
Developed by RelayHealth.
Pediatric Advisor 2015.3 published by RelayHealth.
Last modified: 2014-07-18
Last reviewed: 2014-05-30
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image