Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Skip Navigation LinksBoys Town Pediatrics > Knowledge Center > Pediatric Advisor

Tabaco sin humo: Versión para adolescentes

(Smokeless Tobacco: Teen Version)

¿Qué es el tabaco sin humo?

El tabaco sin humo es:

  • Tabaco de mascar, que es tabaco de hoja que se coloca en la parte interna de la mejilla
  • Tabaco en polvo (en inglés, "snuff"), que es tabaco pulverizado que se coloca entre las mejillas y las encías, o se aspira por la nariz.

El tabaco sin humo a veces se llama escupida o escupir tabaco, porque tiene que escupir los jugos de tabaco y la saliva que se acumula en su boca.

Las personas que usan tabaco sin humo son frecuentemente los adolescentes y adultos jóvenes. Si comienza a usar tabaco sin humo a edad temprana, es más probable que comience a fumar cigarros.

¿Cuáles son los riesgos?

El tabaco sin humo contiene nicotina, que puede causar adicción. El tabaco sin humo permite al cuerpo absorber más nicotina que los cigarros, y se queda en el cuerpo por más tiempo. Con el tiempo necesita más tabaco y tabaco más fuerte para obtener el mismo resultado. El tabaco sin humo contiene productos químicos que pueden causar cáncer. Su riesgo de tener cáncer de la boca, mejillas o encías es mucho mayor que alguien que no usa tabaco. Al tragar el jugo, aumentará su riesgo de tener cáncer de las cuerdas vocales, colon y vejiga.

El tabaco sin humo puede irritar las encías, causando enfermedad de las encías. Aumenta el riesgo de tener caries, mancharse los dientes y desgastar los dientes. Estos cambios no se pueden evitar enjuagándose la boca o cepillándose los dientes.

El tabaco sin humo hace que su corazón lata más rápido y que su presión arterial aumente. Esto esfuerza el corazón y aumenta su riesgo de enfermedad cardiaca y accidentes cerebrovasculares.

¿Cuáles son los signos de adicción?

Los signos de que es adicto al tabaco sin humo pueden ser:

  • Usar tabaco sin humo más frecuentemente y no poder dejar de usarlo por más de unas pocas horas
  • Pasar a usar un tabaco más fuerte, con más nicotina
  • Tragar el jugo regularmente
  • Dormir con tabaco sin humo en la boca
  • Tener que usar tabaco sin humo a la mañana cuando se despierta
  • Tener mucha ansiedad cuando trata de dejar de usar el tabaco sin humo

¿Cómo puedo cuidarme?

Puede tomar medidas que lo ayudarán a dejar de usar el tabaco sin humo:

  • Haga un plan:
    • Fije una fecha para dejar de usar tabaco y dígales a sus familiares y amigos. Algunas personas comienzan a usar menos tabaco en los días previos a la fecha en que van a dejar. Otros usan la misma cantidad de tabaco hasta la fecha en que van a dejar.
    • También puede ser útil mascar polvo de hojas de menta sin tabaco, chicle sin azúcar, caramelos duros, carne seca o semillas de girasol en vez de tabaco.
    • Bote todos sus productos de tabaco y todos los accesorios que usa con el tabaco, como escupideras.
    • Piense sobre las razones que lo hacen dejar de usar tabaco. Por ejemplo, puede odiar el olor a tabaco y lo que cuesta. Puede anotar todas estas razones y volver a leerlas cada vez que tenga la tentación de usar tabaco.
    • Haga una lista de situaciones, lugares o emociones que aumenten la probabilidad de usar tabaco. Estas cosas se llaman desencadenantes. Si uno es consciente de cuáles son estos desencadenantes, podrá evitarlos o estar preparado para el caso de que ocurran. Por ejemplo, si siempre fuma después de discutir con su compañero, haga un plan para alejarse de él la próxima vez que tenga una discusión.
  • Consiga apoyo. Hable con familiares y amigos. Únase a un grupo o clase de respaldo.
  • Aprenda a controlar el estrés. Solicite ayuda en su casa y en el trabajo cuando la carga sea demasiado grande para que usted pueda llevarla por sí mismo. Encuentre maneras de relajarse, por ejemplo dedicándose a un pasatiempo nuevo, escuchando música, viendo películas o haciendo caminatas. Cuando sienta estrés, pruebe hacer ejercicios de respiración profunda.
  • Cuide su salud física. Trate de dormir por lo menos 7 a 9 horas por noche. Siga una dieta saludable. Limite la cantidad de cafeína. No tome alcohol ni use drogas. Haga ejercicios físicos siguiendo las indicaciones de su profesional médico.
  • Controle sus medicamentos. Para ayudar a prevenir problemas, infórmele a su profesional médico y a su farmacéutico sobre todos los medicamentos, remedios naturales, vitaminas y otros suplementos que está tomando.
  • Hable con su profesional médico para que le recete un medicamento para ayudarlo a dejar de usar tabaco. Considere la posibilidad de usar goma de mascar con nicotina o parches con nicotina.
  • Siga tratando de dejar. Muchas personas tratan de dejar de usar tabaco más de una vez, hasta que al final lo logran. Así que nunca diga “no puedo”. Usted PUEDE aprender a vivir sin tabaco en su vida diaria.

Para obtener información y ayuda para dejar de usar tabaco sin humo, consulte con un profesional médico o dentista. Puede ponerse en contacto con:

  • El Instituto Nacional de Investigaciones Dentales y Craneofaciales (The National Institute of Dental and Craniofacial Research)
    866-232-4528
    http://www.nidcr.nih.gov
Developed by RelayHealth.
Pediatric Advisor 2015.3 published by RelayHealth.
Last modified: 2013-01-02
Last reviewed: 2014-03-14
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image