Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Skip Navigation LinksBoys Town Pediatrics > Knowledge Center > Pediatric Advisor

Aftas: Versión para adolescentes

(Thrush: Teen Version)

¿Qué es la candidiasis?

La candidiasis oral o el algodoncillo es una infección por hongos en la boca. Otro nombre para la candidiasis oral o algodoncillo es aftas.

¿Cuál es la causa?

El hongo que causa la candidiasis oral o algodoncillo es un tipo de hongo llamado cándida. Es normal tener algo de hongos en nuestro cuerpo y en nuestra boca. Por lo general, no causa problemas porque las bacterias normales impiden que crezca descontroladamente.

A veces los hongos crecen rápidamente y si crecen fuera de control causan una infección.

El crecimiento excesivo de hongos puede ser causado por varios factores:

  • Al tomar antibióticos, el medicamento puede matar las bacterias que normalmente controlan el nivel de hongos.
  • Tomar medicamentos esteroides puede afectar su sistema inmunológico, haciendo que no pueda controlar los niveles de hongos suficientemente bien. El sistema inmunológico es la defensa del cuerpo contra la infección.
  • Los medicamentos que reducen las defensas del cuerpo contra infecciones, como los que se usan para tratar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (AIDS, por sus siglas en inglés) o el cáncer, también pueden permitir que crezcan y se propaguen los hongos.
  • Los factores que causan cambios hormonales, como tener su periodo menstrual, el embarazo o tomar píldoras anticonceptivas, pueden también hacer que aumente el nivel de hongos.

Es más probable que tenga infecciones de hongos si tiene diabetes, sobre todo cuando su nivel de azúcar en la sangre es demasiado elevado.

¿Cuáles son los síntomas?

Generalmente, la candidiasis oral o algodoncillo se ve como manchas blancas en la boca y en la lengua. Quizás estas áreas estén doloridas. A veces, las manchas blancas del hongo se frotan o raspan y dejan áreas rojas sensibles. Las comisuras de la boca pueden, en ocasiones, doler y quedar rojas. Las áreas infectadas pueden arder o quemar cuando come alimentos calientes o ácidos (como cítricos o tomates). Si la candidiasis oral o algodoncillo es severo, puede causar problemas al comer y tragar.

En casos graves, la candidiasis oral o algodoncillo pueden extenderse hasta el esófago, el tubo de alimentación que llega a su estómago. Si esto sucede, puede tener dolor, dificultad para tragar o sentir que los alimentos quedan atascados en su garganta o pecho.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le preguntará sobre sus síntomas y su historia clínica y la examinará. Después de observar sus síntomas y examinarla, el diagnóstico puede ser claro. Su profesional médico puede tomar muestras de células de las placas blancas para verificar si hay hongos.

¿Cómo se trata?

La candidiasis oral o algodoncillo con frecuencia se presenta en brotes y luego desaparece sola. Los casos leves pueden tratarse eliminando suavemente las manchas blancas de su boca con un hisopo de algodón. Si tiene otro problema médico y tiene algodoncillo con frecuencia, consulte con su profesional médico. Es posible que su profesional médico pueda cambiar su tratamiento para reducir el riesgo de algodoncillo.

Su profesional médico puede recetarle un medicamento antimicótico. El medicamento puede administrarse en forma de líquido, con el cual se hacen buches y luego se traga, o en forma de pastillas.

En la mayoría de los casos, usted se sentirá mejor después de 2 o 3 días de haber comenzado a usar el medicamento, pero es posible que todavía tenga enrojecimiento o sensibilidad en la boca. Es muy importante tomar todo el medicamento según lo recetado, incluso después de que parezca que la infección ha desaparecido.

Si está amamantando a un bebé con algodoncillo en la boca, ambos deberán recibir tratamiento. De lo contrario, usted puede transmitir la infección al bebé y viceversa. Su profesional médico puede recetarle un medicamento para su bebé y una crema para sus senos. Normalmente, la lactancia puede continuar, con tal de que limite cada alimentación a 20 minutos por seno. Esto ayudará a evitar dolor de pezón.

Si desarrolla candidiasis oral o algodoncillo con frecuencia debido a otra condición crónica, su profesional médico le recetará medicamentos diarios para evitar que reaparezcan.

¿Cómo puedo cuidarme?

Cumpla con todo el tratamiento recetado por su profesional médico. Además:

  • Si le duele la boca, beba líquidos fríos y coma alimentos blandos y no muy condimentados hasta que desaparezca la sensibilidad.
  • Intente comer una taza de yogur sin azúcar o tomar cápsulas de acidophilus para ayudar a restaurar el equilibrio natural de las bacterias. Usted puede comprar acidophilus en tiendas de alimentos naturales y en farmacias.

Pregúntele a su profesional médico:

  • Cuánto tardará en recuperarse
  • Qué actividades debe evitar y cuándo puede volver a sus actividades normales
  • Cómo debe cuidarse de sí mismo en el hogar
  • Ante qué síntomas o problemas tiene que estar alerta y qué hacer si los tiene

Asegúrese de saber cuándo debe regresar a revisión. No deje de acudir a todas sus citas con su profesional médico o para realizar pruebas.

¿Qué puedo hacer para prevenir la candidiasis oral o algodoncillo?

Para prevenir la candidiasis oral o algodoncillo, recuerde estos consejos:

  • Lávese las manos con frecuencia y especialmente después de usar el baño, toser, estornudar o sonarse la nariz. Además, lávese las manos antes de comer o tocarse los ojos.
  • Cuando su hijo tenga algodoncillo, informe a las personas que lo cuidan. Deben tener especial cuidado cuando se lavan las manos después de cuidar al niño.
  • Esterilice todos los biberones, incluyendo las tetinas o chupones del biberón y tapas, chupetes, y juguetes de dentición, poniéndolos a hervir en agua por 5 minutos. Hierva todo nuevamente una vez que desaparezca el algodoncillo.
  • Cuando esté tomando antibióticos, tome yogur o cápsulas de acidophilus.
  • Si tiene diabetes, mantenga sus niveles de azúcar en la sangre bajo control.
Developed by RelayHealth.
Pediatric Advisor 2015.3 published by RelayHealth.
Last modified: 2015-01-29
Last reviewed: 2014-12-31
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image